• El 1 de septiembre de 2022 se abrió la inscripción para participar en la Catequesis Infantil del próximo Curso 2022-2023, que comenzará en el mes de octubre, después de la fiesta del Pilar, los días 16, 18 y 19 de octubre.
  • Sólo es necesaria la inscripción en el Primer Curso. Se supone que los niños que ya la iniciaron continúan en 2º y 3º, salvo notificación en contrario.
  • La inscripción se hace por internet, cubriendo el formulario anexo y adjuntando una foto del niño o niña.
Descarga
InscripcionWeb'22-23.doc
Documento Microsoft Word 251.0 KB

     CURSO   1º                   .                                                                                        

 

La catequesis infantil se inicia con el primer curso de la escuela primaria.

Los niños de Primer Curso recibirán la Catequesis presencialmente, superada ya la pandemia, los martes de 6 a 7 en la iglesia de Montecerrao. Estos niños el año siguiente, su 2º curso, seguirán recibiendo la catequesis los martes de 6 a 7 .  Comenzará el martes 18 de octubre a las 6:00 de la tarde.

 El Cuadernos de trabajo que han de comprar (en la Librería Diocesana de la Casa Sacerdotal o en la Librería San Pablo los tienen) es el titulado “Hijos de Dios”, de la Editorial Siquem, con el Catecismo “Jesús es el Señor”, que les servirá para los tres cursos.

 

Los niños que inician la Catequesis este año recibirán la Primera Comunión en 2025, a partir del domingo de Pascua, conforme a la nueva fórmula establecida ya en 2019, consistente en recibirla cualquier domingo del año entre Pascua y Navidad, en cualquier Misa dominical, vestidos de calle y revestidos con la capa blanca confeccionadas para este fin. Se da por suprimida, por tanto, la celebración única y colectiva.

     CURSO   2º                                                                                                      .

 

Los 30 niños que el pasado año 2021-22 participaron en el Primer Curso de Catequesis en casa, pasan automáticamente al 2º Curso, sin hacer nueva inscripción. La catequesis se desarrollará presencialmente, los miércoles de 6.00 a 7:00 de la tarde en la iglesia de Montecerrao, distribuidos en 4 grupos.

Comenzará el miércoles 19 de octubre a las 6:00 de la tarde.

Los niños deberán llevar el Cuaderno de Trabajo titulado  “Queremos conocerte”, de la Editorial Siquem, que puede adquirirse en la Librería Diocesana de la Casa Sacerdotal o en la Librería San Pablo

     CURSO   3º                                                                                                               .

 

Los 27 niños que participaron en el 2º curso de 2021-22 formarán el Tercer Curso el año próximo. Distribuidos en 3 grupos tendrán la catequesis presencial en la iglesia de Montecerrao los domingos a las 10:45 horas, para que puedan luego participar en la Misa Familiar de las 11:00, que es lo más importante de su instrucción catequética. Comenzarán el domingo 16 de octubre. La Parroquia les proporcionará un Cuaderno de trabajo.

Estos niños recibirán, Dios mediante, su Primera Comunión a partir del domingo de Pascua de 2023, en un domingo cualquiera, a su elección, entre Pascua y Navidad del próximo año (véase en esta misma web la “Nueva Fórmula de la Primera Comunión”).


CATEQUESIS  PARA  JOVENES

 

Superadas ya las limitaciones de reuniones de grupo y aforos impuestas por la pandemia, queremos retomar la Catequesis de Jóvenes, también llamada de Confirmación.

Está destinada a chicos y chicas de ESO FP y Bachiller, a partir de los 12 años.

Nos reuniríamos, si se forma un grupo, los domingos al terminar la Misa de 12 en la iglesia de Montecerrao.

Los mayores de 18 años deben utilizar la vía de la Catequesis de Iniciación Cristiana de Adultos, que comenzará con el próximo Adviento.

Los chicos-as interesados pueden hablar con el párroco o escribir un email a info@cristodelascadenas.es

 

 


A PARTIR DE 2021

Recuperar el sentido de la Primera Comunión

 

Desde el Curso 2018-19 las Primeras Comuniones han venido celebrándose en nuestra Parroquia bajo dos fórmulas, e elección de los padres: la tradicional y colectiva, en la Capilla del Colegio Masaveu, y la que llamamos “nueva fórmula”, en la que los niños visten una capa blanca sobre su ropa de calle (que simboliza la pureza y la Eucaristía), evitando el traje tradicional, y reciben su Primera Comunión, singularmente o de dos en dos, en cualquier Misa parroquial de un domingo entre Pascua y Navidad.

Sin soslayar el realce que merece la ocasión, la celebración forma parte de la Misa Dominical, en la que el niño no es el protagonista ni el sujeto principal, ni los familiares y los invitados están allí como los asistentes a una función escolar o teatral, sino que el niño-a es el invitado a recibir a Cristo en el gran banquete de la Eucaristía, rodeado de su familia, sí, pero también de la Parroquia y en una celebración eucarística parroquial, en la que el niño ya podrá participar, en adelante, como un adulto más.

¿Por qué hemos optado por esta fórmula? Porque nos parece que las celebraciones de la Primera Comunión se están magnificando hasta tal punto que se desvirtúa lo que realmente se está celebrando: que el niño recibe por primera vez el Cuerpo de Cristo. El banquete, las fotos, los regalos, hasta una relativa “competencia” de trajes y vestidos… todo eso hace que se vaya perdiendo la noción de lo que es de verdad importante.

De hecho, basta ver cómo ha ido evolucionando la ropa para la Primera Comunión. A comienzos del siglo XX empezaron estas celebraciones tal como ahora las conocemos, con niñas y niños vestidos de blanco: ellas de vestido largo, como era la moda de entonces, y los niños con el llamado “traje de marinero”, que era el que se estilaba por aquellos años, pero no para recibir la Primera Comunión, sino como traje festivo común de cualquier domingo. Y al terminar la celebración todos desayunaban (tras el ayuno eucarístico) chocolate en los locales parroquiales.

Con el tiempo el vestido de las niñas pasó a ser casi de novia, y el de marinero, usa por ser blanco, pasó a ser de almirante y en azul, perdiendo completamente su simbolismo. Y del chocolate pasamos al banquete de cuasi-boda. Los recordatorios evolucionaron igualmente perdiendo todo sentido, pues si antes eran una estampa eucarística, ahora es la foto del niño o niña sin ninguna relación con Jesús ni la Eucaristía: con un globo, de futbolista, en un columpio o acompañando gnomos…

Para colmo, es tristísimo comprobar que más de la mitad de los niños que reciben la Primera Comunión no vuelven más a la Iglesia, obviamente porque sus padres no los traen. ¿Para qué hicimos todo ese aparato desmesurado de celebración? ¿Para qué tanto esmerarnos en los cantos, los regalos, los ensayos, las ropas…? ¿Dónde quedó la alegría y la fiesta de recibir el Cuerpo de Cristo por primera vez si los padres ya saben que va a ser la última? Esto sería como celebrar por todo lo alto un matrimonio (otro sacramento) sabiendo que van a separarse al día siguiente… La Parroquia no está para eso.

Al mismo tiempo, tampoco se nos oculta el enorme gasto económico que suponen esas celebraciones para muchos padres, que pueden ver mermada la alegría de ese día por la preocupación de lo oneroso de la fiesta. La Parroquia ha de hacer algo para liberar a los padres de esa carga, a la Iglesia de ese despropósito y a los niños de llevarles a una celebración que ha perdido su verdadero sentido.

Hay que ir a lo esencial. Simplifiquemos pues. Volvamos a la sencillez. Así ganaremos en sinceridad, autenticidad, sentido y alegría. Poco a poco es necesario ir por este camino. Y en nuestra parroquia ya lo hemos iniciado.

Este plan, iniciado en 2019, establecía que la “nueva fórmula” sería la única para todos los niños de la Parroquia a partir de 2022. Pero la pandemia ha hecho que la adelantemos a este año 2021, ya que no sólo nos parecería una temeridad tener una celebración colectiva con 20-25 niños cada vez y 200-300 invitados, con una semana entera de preparación y ensayo, sino que ni siquiera sabemos si eso sería legalmente permitido. Tampoco podríamos establecer de antemano una fecha, ya que la evolución de la epidemia es de todo punto desconocida y no sabemos cómo se desarrollará en los próximos meses, ni qué limitaciones de aforo ni restricciones habrá para entonces.

Por esta misma razón, aunque la nueva fórmula establecía que los niños recibirían su Primera Comunión de dos en dos, por este año al menos y mientras duren las restricciones por la pandemia, la hemos dejado en un solo niño en cada misa, para evitar todo lo que podamos la aglomeración de personas. Igualmente hemos optado por no permitir la asistencia de fotógrafos profesionales, ya que supondrían un continuo trastorno en tan elevado número de misas con esta celebración.

 

 

Histórico

Descarga
Convocatoria 2021-22.pdf
Documento Adobe Acrobat 542.6 KB
Descarga
Plan Cat Pandemia v3.pdf
Documento Adobe Acrobat 234.7 KB
Descarga
Decreto Catequesis y Colegios.pdf
Documento Adobe Acrobat 43.3 KB

Descarga
Convocatoria 2019-20.pdf
Documento Adobe Acrobat 535.6 KB
Descarga
Convocatoria 2018-19.pdf
Documento Adobe Acrobat 198.4 KB
Descarga
CATEQUESIS INFANTIL 2017-18.pdf
Documento Adobe Acrobat 323.0 KB
Descarga
CATEQUESIS INFANTIL 2016-17.pdf
Documento Adobe Acrobat 320.7 KB